¿Cómo alcanzar una economía más verde?

La desaceleración de la economía mundial, especialmente la europea, no puede ser la “excusa” para retrasar la necesaria transición a una economía más “verde”, baja en carbono, en la que juega un papel fundamental el sector financiero y las emisiones de bonos verdes, así lo asegura la responsable de Sostenibilidad de la gestora de activos de BNP Paribas, Helena Viñes, en el periódico el diario.es.

Gracias al Acuerdo del Clima de París, de 2015, la aparición de las finanzas verdes se ha convertido en un hito clave para el desarrollo del mercado de bonos verde. 195 países firmaron este acuerdo para contener el calentamiento global por debajo de dos grados sobre los niveles preindustriales.

Los gestores financieros ya han comenzado a preguntar a sus clientes acerca de sus preferencias medioambientales de inversión, aspecto que, mediante una enmienda, se incluirá en el Reglamento MiFID II. También se prevé que estos mismos productos financieros puedan llegar a tener el etiquetado “Ecolabel” o verde.

Para financiar estos objetivos se necesita una inversión adicional de entre 180.000 y 270.000 millones de euros anuales, una cantidad que el sector financiero debe asumir tanto para cubrir las externalidades negativas del cambio climático y financiar la transición energética, según afirma el diario.es.