El Brexit agita Wall Street mientras la UE pone el foco en Mifid II

La modificación de MiFID II podría suponer la retirada de las concesiones hechas al Reino Unido. Una vez que el Brexit ya ha salido adelante, las autoridades europeas están inmersas en una «ofensiva» para debilitar Londres. En concreto, los funcionarios de Berlín, Bruselas y París están modificando MiFID II alejándose de las concesiones que hicieron a Reino Unido durante los seis años que estuvieron completando el reglamente.

Es probable que se revisen las políticas sobre gasto en research, mantenimiento de registros y trading de acciones, derivados y productos básicos que podrían hacer que el Brexit sea más difícil de negociar para gigantes de Wall Street como Goldman Sachs Group Inc. y JP Morgan Chase & Co.

«El hecho de que el mayor mercado financiero de Europa esté ahora fuera de la UE cambiará la ecuación de la regulación de los servicios financieros en general», dijo Markus Ferber, un miembro alemán del Parlamento Europeo que fue el principal legislador de las normas, formalmente llamada la Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros.

No está en juego solo las políticas específicas, sino toda la arquitectura que permite a la industria financiera londinense mantener cualquier cosa de negocios como de costumbre. Tras el Brexit, el acceso que tendrán las empresas se servicios financieros de Londres a la unión Europea dependerá de un proceso conocido como equivalencia. En este proceso, Reino Unido tendrá que demostrar a Bruselas que sus reglas son, al menos, tan estrictas como las del bloque. Este sistema de equivalencia le da a la UE un poder unilateral para decidir si las reglas británicas son lo suficientemente duras.

Leer la noticia completa de Bloomberg