Claves para invertir en 2019

La opinión de los analistas en torno a lo que ocurrirá en 2019 está lejos de la unanimidad. Lo único que no descartan todos ellos es la desaceleración de la economía. Hoy más que nunca a la hora de invertir, hay que tener en cuenta numerosos factores que inciden a la hora de tomar decisiones: la disputa comercial entre la potencia mundial, EE. UU. y China, el Brexit o, por ejemplo, las tensiones todavía latentes en países como Turquía, Brasil o Italia.

La gran pregunta sin resolver es si a lo largo del transcurso de 2019 esa ralentización acabará desapareciendo o si por el contrario, se agudizará más concluyendo en una recesión.

Javier Domínguez, socio director de Auriga Global Investors asegura que “la sensación de mercado es mala. Eso ocurre porque dominan las sensaciones” explica para el diario la Vanguardia. Domínguez prevé una revolución digital, pero asegura que “nadie sabe cómo se hará esa transformación”.

Por otro lado, según asegura Daniel de Fernando, socio fundador de MdF Family Partners, a ese mismo diario, “que nos encaminamos a una recesión está claro. La duda es si ésta llegará antes o después. Nuestro análisis nos hace pensar que a corto plazo se puede esperar una recesión no muy grave. Pero eso no despejará la amenaza que existe en el largo plazo, para cuando se avecina una muy fuerte crisis de deuda para la que, de momento, no es fácil poner fecha”.

El bono estadounidense

Javier Domínguez apuesta por los refugios tradicionales como es la deuda pública estadounidense, antes que por las acciones de las empresas cotizadas. “En 2018, vimos el bono a 10 años de EE. UU. por encima del 3%. Eso disparó su demanda y ahora su rentabilidad ha bajado, pero las tensiones que veremos en 2019 lo volverán a hacer repuntar” indicó.

Frente al escenario tan pesimista que se plantea, la buena noticia es que todo lo no esperado, será algo positivo. Según señala La Vanguardia, Nacho Zarza, gestor de renta variable de Auriga Global Investors aseguró que “estar invertido en bolsa europea e incluso española puede ser una buena decisión. El Ibex 35 está a años luz de sus máximos y la economía española, en principio, crecerá más que otras del viejo continente. Le ayudará mucho si el petróleo sigue conteniendo su precio”.

¿Dónde invertir?

Numerosos analistas discrepan ante el destino de las inversiones. Según recoge La Vanguardia, para analistas de Abante, el destino más acertado podría ser la bolsa europea, Japón y algunos mercados emergentes.  Por otro lado, para Ignacio Cantos, de ATL Capital, es la bolsa europea y la española en particular. Sin embargo, en Bankinter apuestan por el mercado estadounidense y citan a India y Brasil para aquellos clientes que estén dispuestos a asumir más riesgo.

Por otro lado, invertir en tecnología, en renovables españolas o en empresas de software o farmacéuticas podría ser otra de las opciones que se plantea, sin descartar por supuesto a los grandes del Ibex 35.