LA FRAGMENTACIÓN DE LOS MERCADOS ESPAÑOLES

La Bolsa española no ha sido ajena a esta imparable tendencia, aunque no ha sido hasta abril de 2016, con la incorporación del nuevo sistema de liquidación en Bolsas y Mercados Españoles (BME), cuando la fragmentación y la aplicación de la Mejor Ejecución ha alcanzado toda su dimensión.
A lo largo del 2017, tan sólo el 51% del IBEX-35 ha sido negociado a través de la Bolsa española (incluyendo subastas de apertura y cierre, los mercados lit, dark, off-book y SI). 

gráfico1

FUENTE: Fidessa y Auriga

Todas las empresas que forman parte del IBEX-35 se están viendo afectadas en mayor medida y hay un número importante de valores cuya contratación en BME es solo del 50% o menos, mientras que el resto –fundamentalmente provenientes de inversores extranjeros- se canaliza a través de plataformas alternativas.