ESMA inicia una campaña de supervisión sobre los volúmenes de los Dark Pools

El regulador de los mercados europeos está incrementando su campaña para limitar la negociación de acciones que tienen lugar en los llamados Dark Pools, concluyendo que las nuevas reglas introducidas hace dos años solo han tenido un éxito parcial. En un documento de consulta reciente, ESMA dijo que buscaría mejorar aún más la transparencia en los mercados de valores de Europa, un objetivo establecido por su legislación emblemática Mifid II, que se introdujo a principios de 2018.

No obstante, un representante de TradingScreen, un miembro del mercado, declaró que “es un error pensar que la negociación en Dark Pools es secreta y arriesgada”. «La verdad es que existen los Dark Pools debido a la fuerte demanda de los inversores para negociar grandes volúmenes de acciones, especialmente en acciones menos líquidas de pequeña y mediana capitalización, donde a veces puede ser difícil encontrar contrapartida para negociar ciertos valores «, agregó.

Los cambios que ESMA está considerando incluyen limitar las exenciones regulatorias que permiten a los inversores negociar en un Dark Pool.

ESMA también quiere endurecer las reglas en torno a los «Internalizadores sistemáticos», que son mercados de acceso muy restringido con una regulación menos estricta, dirigidos principalmente por bancos y High Frequency Traders.

El regulador está considerando restringirlos a la negociación de acciones ilíquidas. Se estima que cerca del 20% de las acciones en Europa se negocian todos los días en estos lugares, en comparación con menos del 2% antes de la introducción de Mifid II.

Leer la noticia completa en Financial Times