España sigue a la cola de Europa en la transposición de MiFID II

La transposición de MiFID II en España está convirtiéndose en un verdadero quebradero de cabeza para el Gobierno. La Directiva, que entró en vigor el pasado 3 de enero, acumula ya varios meses de retraso, situación que está generando malestar en el sector y que amenaza con acabar en multa por parte de Bruselas.

En nuestro país, dónde la transposición no se ha completado aún, esta situación implica que las entidades afectadas no tengan claros ciertos puntos de la norma y se vean obligadas, en muchas ocasiones, a tomar decisiones sin saber con exactitud si serán las correctas una vez aprobada la normativa. Por esta razón, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha realizado un libreto con preguntas y respuestas relacionadas con MiFID II.

En su primera comparecencia en el Congreso, la ministra de Economía, Nadia Calviño, transmitió que entre las tareas más urgentes del Gobierno se encontraban las quince directivas que el anterior Ejecutivo no había transpuesto, entre ellas se encuentra MiFID II. Según afirmaba hoy Vozpópuli: “se creía que con el nombramiento de la nueva ministra de Economía, por sus labores realizadas en la Comisión Europea, se aceleraría un poco el procedimiento de aprobación, pero hasta la fecha no hay indicios de ello”.

Varias entidades ya han puesto en marcha proyectos y han realizado reformas que les permitan cumplir con MiFID II, sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados por el sector, España aun podría ser llevada ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. No transponer completamente la directiva supone un riesgo para la unidad del mercado europeo.