La CNMV recomienda los contratos de liquidez para el manejo de la autocartera de las cotizadas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) modifica los criterios sobre la negociación que pueden emprender las empresas cotizadas con acciones propias (autocartera). Estas condiciones las mantenía desde el año 2013 y, ahora, la finalidad es implantar un sistema que adapte la normativa europea a criterios restrictivos y encaminado a satisfacer solo programas de recompra y la cobertura de contratos de liquidez.

De esta forma, la CNMV ha emitido un comunicado donde anuncia deja sin efecto los criterios sobre operativa discrecional de autocartera de 2013 y en la que reconoce que «toda operativa de autocartera entraña un riesgo para la integridad del mercado, lo que hace razonable un enfoque restrictivo en este ámbito», tal y como recoge Expansión en base a una noticia de EFE.

Por tanto, la CNMV ha decidido considerar que la operativa de las sociedades emisoras con acciones propias, para gozar de algún tipo de protección por posible manipulación, deberá ejecutarse exclusivamente al amparo de un programa de recompra o estabilización contemplado en el Reglamento sobre abuso de mercado o de un contrato de liquidez de los previstos en la Circular 1/2017 de la CNMV.

Cualquier operativa con acciones propias que se aparte de lo previsto en esta disposición estará sujeta a cualesquiera actuaciones que pueda realizar la CNMV para comprobar el cumplimiento de la prohibición de manipulación de mercado o de uso de información privilegiada contenida en el Reglamento Abuso de Mercado de la Unión Europea.

Lee la noticia completa en Expansión