La especulación diaria queda fuera del impuesto a la compraventa de acciones

El impuesto a la compraventa de acciones, cerrado la semana pasada por el Gobierno y Unidos Podemos, está causando mucho revuelo en el panorama financiero. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado hoy en el Consejo de Ministros que las medidas tomadas ayudarán a modernizar la lucha contra el fraude y gravar las nuevas actividades financieras.

Sin embargo, según señala hoy Cinco Días, el nuevo impuesto sobre las transacciones financieras, que gravará el 0,2% la compraventa de acciones realizada por operadores financieros sobre compañías españolas cotizadas por más de 1.000 millones de euros de capitalización, no grave la especulación diaria.

Este medio señala que el gravamen será sobre las operaciones intradía netas, lo que quiere decir que se comparará el saldo de final de un día con el de la jornada anterior y se aplicará el impuesto a cada cambio de manos de una acción.

“Dicho de otro modo, si un operador vende 50 veces una misma acción y la recompra otras tantas para sacar un beneficio en el proceso, esta actividad no estará sujeta al tributo porque al final del día no habrá cambiado de manos el título”, ha señalado Cinco Días. Por otra parte, quedarán exentas las salidas a Bolsa.

El impuesto se liquidará mensualmente, lo que permitirá al Gobierno cobrar inmediatamente en cuanto logre sacar adelante la medida, previsiblemente ya entrado el año 2019. El ingreso esperado de este impuesto se sitúa en alrededor de 850 millones que irán destinados directamente a sufragar el sistema de pensiones.

Acceso al artículo completo de Cinco Días