La SEC da una prórroga de tres años para la aplicación de MiFID II

La SEC, el supervisor de los mercados en EEUU, ha ampliado el período de exención de MiFID II hasta julio de 2023, después de declarar que necesita más tiempo para evaluar el impacto del unbundling en el marco de la nueva normativa europea. Esta prórroga da a los brokers estadounidenses la oportunidad de seguir cobrando a los clientes por separado por la investigación y el análisis durante otros tres años.

La SEC ha emitido una extensión de su «carta de no acción» publicada por primera vez en octubre de 2017. Esta modificación significa que los brokers no tendrán que hacer frente a medidas coercitivas para recibir pagos en dólares o a través de cuentas de pago por research de clientes que están sujetos a la normativa MiFID II.

El presidente del organismo estadounidense, Jay Clayton, comentó que la SEC necesita más tiempo para evaluar las consecuencias de MiFID II. «Las consecuencias de MiFID II están evolucionando y los reguladores y estados miembros de la UE evalúan sus efectos y consideran la posibilidad de modificar sus reglas», señaló Clayton. «Esta prórroga permitirá a nuestros equipos continuar monitoreando el impacto evolutivo de MiFID II y evaluar la conveniencia de cualquier acción de la Comisión. A este respecto, nuestro personal está enfocado en asegurar que los players del mercado tengan flexibilidad y capacidad de elección en cuanto a cómo pagar por el research».
MiFID II obligó a separar los pagos por ejecución y research de terceros, el llamado unbundling, en toda Europa. Las normas no se han aplicado en otras regiones, pero muchos de los grandes los gestores de activos han optado por aplicar el régimen en todas sus operaciones a nivel mundial.

Una encuesta realizada por el Grupo TABB de gestores de activos de renta variable de EE.UU. reveló que solo el 33% de las grandes empresas siguen agrupando los pagos de ejecución y research. El análisis también
reflejó que los compradores en EE.UU. están cada vez más a favor de la normativa, en la medida en la que supone una mayor transparencia y claridad en torno a los requisitos del research.

Leer el artículo completo en Trade