La SEC reconsidera las soluciones para las agencias de Rating

El principal funcionario de la SEC que supervisa las firmas de calificación crediticia (agencias de rating), dijo el lunes que la SEC está repensando su esfuerzo posterior a la crisis para mejorar la calidad de las calificaciones de los bonos.

Jessica Kane, quien encabeza la Oficina de Calificaciones Crediticias de la SEC, dijo en una conferencia en Las Vegas que la SEC está buscando información sobre formas de limitar la presión que enfrentan empresas como S&P Global Inc. y Moody’s Corp. para aumentar las calificaciones de los bonos, según recoge en un artículo The Wall Street Jorunal.

Los emisores de bonos, que se benefician de calificaciones más altas, pagan a las firmas de calificación para calificar los bonos.

«¿Hay otras formas de abordar el conflicto de interés entre el emisor y su pago a las agencias de rating?» se preguntaba la Sra. Kane. Su discurso coloca firmemente a las agencias de rating en la agenda regulatoria de Washington. El tema ya ha recibido atención de los legisladores, así como de los inversores preocupados por las calificaciones de los bonos. Después de la crisis financiera de 2008, las empresas de calificación crediticia fueron criticadas por cobrar honorarios lucrativos y otorgar altas calificaciones a los valores de riesgo que luego causaron grandes pérdidas para los inversores.

La reforma financiera de la Ley Dodd-Frank en 2010 creó la Oficina de Calificaciones Crediticias de la SEC para monitorear a las firmas calificadoras y realizar exámenes anuales de sus libros y procedimientos. La Sra. Kane dijo que su agencia necesita más autoridad para expandir esos exámenes y solicitó al Congreso un «cambio estatutario» que le permita hacerlo.

Después de la crisis financiera, la SEC no prohibió la práctica de los emisores de bonos de contratar a las empresas que califican sus emisiones. En cambio, la SEC decidió alentar a las firmas calificadoras a publicar calificaciones “no solicitadas” sobre valores que no fueron contratados para analizar. La agencia elaboró una regla para darles acceso a los datos del acuerdo para publicar dichas calificaciones. Esta medida al parecer, no tuvo el éxito esperado.

Un comité asesor de inversores de bonos de la SEC ha estado discutiendo un modelo alternativo de compensación para las firmas calificadoras. El grupo publicó este mes un borrador de documento que sugiere la creación de un organismo de supervisión para asignar al azar a las firmas calificadoras a calificar productos estructurados y bonos corporativos, lo que limitaría la capacidad de los emisores de comparar precios y ratings más favorables entre agencias de rating.

Leer el artículo en The Wall Street Journal