Los riesgos y ventajas del aprendizaje automático

Durante la última década, la cantidad de artículos de investigación relacionados con el aprendizaje automático ha aumentado en un 7.300% en comparación con el 1.300% en investigación relacionada con temas de inteligencia artificial. Así lo afirmó Yogesh Mudgal, director de riesgo de tecnología emergente en Citi, durante la Cumbre de Inteligencia Artificial celebrada en Manhattan.

Según Mudgal, la cantidad de trabajos de investigación no es lo importante en sí pero es una muestra de cómo está cambiando el ecosistema en torno al aprendizaje automático. Sin embargo, como cualquier otra nueva tecnología, esta también tiene sus riesgos.

La experiencia con el aprendizaje automático es aún breve y las implementaciones muy incipientes en comparación con las tecnologías tradicionales. “Existe una brecha significativa entre la implementación de la tecnología y la gestión del riesgo de ciberseguridad asociado.”, señala Markets Media.

En este sentido, las empresas que están considerando implementar el aprendizaje automático en su actividad deberían tener en cuenta la gestión del riesgo a lo largo del ciclo de vida del proyecto. Según señala Mudgal, algunos de los aspectos que se deberían tener en cuenta son qué acciones específicas hacer con los datos o determinar quién es el propietario de este aprendizaje automático.

El también denominado “Machine Learning” cambiará drásticamente la forma en la operamos con los datos, permitiendo que los ordenadores aprendan sin necesidad de una programación explícita. Esta tecnología facilitará los procesos pero también supone un riesgo para el que debemos estar preparados.