MiFID II: año récord para las gestoras

Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las gestoras nacionales registraron un beneficio récord en 2018, un 46% más que en el año anterior, donde ya se había registrado un máximo. La entrada en vigor de MiFID II ha revolucionado el negocio de las gestoras españolas, que viven una época de cambios.

Hasta el momento, las firmas nacionales no habían alcanzado nunca resultados superiores a los 550 millones de euros, cifra que se ha elevado a los 803 millones en el último año. Se trata, no solo de un 46% más que el año anterior, sino del dato más alto de la serie histórica. Según señala el medio Funds People en un artículo, “el buen dato de beneficios vino acompañado de una realidad que se vivió en 2018: la caída de los ingresos por comisiones”.

A pesar de que el resultado de las gestoras ha sido tan alto, lo cierto es que las gestoras generan cada vez menos ingresos por comisiones por gestión de activos. Según señala Funds People en otro artículo, “las gestoras españolas ingresaron un 6% menos por comisiones durante 2018, hasta los 2.492 millones de euros.”

¿Por qué esta caída de los ingresos y de las retrocesiones? Hay tres factores que lo explican. En primer lugar, el efecto del mercado, ya que el volumen de fondos en España sufrió una caída del 3,3% a finales del ejercicio. Por otro lado, el miedo a la incertidumbre que generaron estas caídas llevó a los inversores a refugiarse en vehículos de menor riesgo, con comisiones menores.

Por último, la aparición de clases limpias en los fondos para los servicios de gestión discrecional de carteras. Estas clases, tienen comisiones más bajas y representan un 17% del patrimonio en fondos españoles. “Las gestoras se enfrentan así a un escenario de comisiones más bajas en el que remuneran menos al comercializador”, explica Funds People, lo que puede llevarles incluso a mejorar su beneficio.