MiFID II podría obligar a los asesores a preguntar sobre las preferencias de los clientes en materia de ESG

La Comisión Europea continúa trabajando en su Plan de Acción de Finanzas Sostenibles para impulsar la Inversión Socialmente Responsable (ISR) en España y en el resto de Europa y también para movilizar los flujos de capital hacia inversores sostenibles o ayudar a estos inversores a que gestionen mejor sus activos, según informa Funds Society.

Para coordinar un marco global de finanzas sostenibles, la Comisión ha lanzado una plataforma internacional  sobre sostenibilidad. Además, la institución está trabajando en varias propuestas legislativas, como la taxonomía, los índices de referencia o el disclosure. Estos acuerdos obligarán a los fondos de inversiones, se declaren o no ESG, es decir, con criterios medioambientales, sociales y de gobernanza empresarial, a ser transparentes e informar de su desempeño ESG, de forma que se minimice el riesgo de greenwashing.

¿Cómo afecta a MiFID II?

MiFID II también se verá afectado, pues la norma se tendrá que modificar para incluir la obligación de que los asesores financieros incorporen en el test de idoneidad una pregunta sobre las preferencias de los clientes en materia ESG.

En definitiva, será obligatorio preguntar al cliente si prefiere invertir teniendo en cuenta los criterios ESG, pero no obligará a las entidades a ofrecer “exclusivamente” productos sostenibles en caso de que la respuesta sea afirmativa.