MiFID II: posible transposición por real decreto ley

La Directiva europea MiFID II debería haber entrado en funcionamiento en nuestro país a principios de este año, sin embargo el retraso de su transposición en España ha ocasionado que Bruselas haya iniciado un trámite sancionador.

Los recientes cambios políticos en España y la incertidumbre que han originado han desembocado en que, junto a Eslovenia, este sea el único país que no ha aplicado la normativa por completo. En el caso de España falta el apartado relativo a la protección del consumidor, uno de los más importantes.

Según publica El Economista, aunque esta sea la situación en nuestro país, “las entidades de banca privada y de asesoramiento hace tiempo que han invertido en adaptar sus sistemas y metodología al nuevo entorno regulatorio europeo, que pretende unificar el mercado de servicios financieros. Pero es un trabajo a ciegas, porque hasta que no se publique en el BOE no podrán amoldar su estrategia a lo que dicte definitivamente la norma en España”.

MiFID II es una de las directivas europeas más esperadas en la industria de gestión de activos y asesoramiento financiero. En nuestro país, uno de los principales cambios que pide la directiva está en este asesoramiento, “desde el actual en el que los clientes no perciben el gasto en que incurren cuando contratan este tipo de servicios, hasta otro en el que aparecen explicitados los gastos en euros en la factura que le presenta su firma de inversión”.

El Economista recoge una declaración de Jorge Canta, socio de Cuatrecasas, que afirma que “una de las posibilidades con que cuenta el sector es que se realice la transposición mediante un real decreto ley, que permitiría una adaptación casi literal de la directiva europea”. Con esta solución se evitarían las negociaciones parlamentarias y se aceleraría un proceso que ya lleva mucho tiempo estancado.

Acceso al artículo de El Economista