Moody’s: un entorno mundial más débil, deuda pública elevada y reservas limitadas generan una perspectiva negativa de la zona del euro

Las perspectivas de solvencia en la zona euro para 2020 son negativas. Esto ha sido generado por el empeoramiento del entorno mundial en el crecimiento regional, por los elevados ratios de deuda pública y por sus limitados márgenes de seguridad, tal y como ha apuntado Moody’s Investors Service en un informe. 

La zona euro es bastante vulnerable al creciente proteccionismo y a los riesgos geopolíticos. Además, la fragmentación política de muchos países está obstaculizando el impulso de las reformas y, seguramente, puede ralentizar las respuestas políticas a las crisis que puedan surgir tanto interna como externamente.

«Nuestra perspectiva negativa para la zona euro refleja los limitados márgenes de maniobra de la mayoría de los Estados miembros para reaccionar ante un entorno externo cada vez peor», dijo Kathrin Muehlbronner, vicepresidenta senior de Moody’s y coautora del informe. «El deterioro del entorno global pesará sobre el crecimiento de las economías abiertas de los Estados miembros en 2020, aunque la resistencia de la demanda interna, la facilidad de la política monetaria y cierta relajación fiscal mitigarán el impacto».

Moody’s prevé un crecimiento del PIB de la zona euro del 1,2% en 2020, una cifra que apenas ha variado con respecto al 1,1% de 2019. Una combinación expansiva de políticas monetarias y fiscales puede proporcionar cierta protección, pero es poco probable que impulse el crecimiento de forma significativa.