El supervisor británico FCA se plantea medidas para evitar problemas de liquidez en los fondos de inversión

La FCA (CNMV británica) ha disparado la alarma contra una reestructuración de las reglas de liquidez de los fondos de inversión. Esta medida podría tener consecuencias de gran alcance para los fondos con valor liquidativo diario, tal y como ha publicado Financial Times (Financial Times – Suplemento FTfm (10).

LA FCA estableció la semana pasada una serie de reglas destinadas a proteger a los inversores en fondos abiertos que invierten en activos de muy poca liquidez. Fue la respuesta a la suspensión de siete fondos inmobiliarios del Reino Unido después de la votación del Brexit en 2016, así como a la suspensión del emblemático fondo Neil Woodford (Lee el artículo de El País)

Estas suspensiones resaltaron el riesgo de desajuste de liquidez entre el tiempo que lleva vender activos mantenidos por un fondo y los reembolsos diarios ofrecidos a inversores. En cualquier caso, los gestores de fondos no pudieron satisfacer las solicitudes de reintegro de los inversores debido a su exposición a activos ilíquidos, más difíciles de vender.

A partir de septiembre de 2020, los fondos categorizados como “fondos que invierten en activos inherentemente ilíquidos” estarán sujetos a mayores reglas de divulgación, supervisión mejorada del depositario y un requisito para producir planes de contingencia de riesgo de liquidez. La FCA también introducirá otro requisito para que los fondos inmobiliarios detengan la negociación si existe incertidumbre sobre el valor del 20% o más de sus carteras.

Estas reglas reveladas la semana pasada solo se aplicará a los fondos inmobiliarios, pero la FCA estaba considerando extender sus reformas a la industria de fondos en general.

En España, ya se ha embargado la sede de una agencia de valores debido a una demanda de sus clientes, que alegan haber sufrido pérdidas con las inversiones que gestionó dicha agencia mientras ellos pensaban que habían contratado productos de inversión sin riesgo. Estas inversiones las realizó la agencia a cuenta de clientes directa o indirectamente en sociedades muy ilíquidas del MAB, tal y como informa La Vanguardia.